Martes, 23 de diciembre de 2014

Inauguro la categoría de música con unos de mis bandas preferidas de música de rock psicodélico de los 60, Vanilla Fudge.

Emblemática banda psicodélica Neoyorkina surgida a finales de los 60, exactamente en 1966. Estaba integrada por Mark Stein en teclado y voz (11 de marzo de 1947), Carmine appice en batería (15 de diciembre de 1946), Tim Bogert en bajo (27 de agosto de 1944) y Vince Martell en guitarra y voz (11 de noviembre de 1945).

Los comienzos de la banda se retrotraen a un grupo llamado Rick Martin & The Showmen. Varios de sus componentes deciden crear a mediados de los 60 una banda llamada Electric Pigeons.

Esta nueva banda estaba formada por los componentes descritos anteriormente excepto el baterista que fue Joel Brennan.

Más tarde cambiaron el nombre de la banda acortando el nombre por el de Pigeons. Comenzaron a actuar con éxito por diversos locales de la costa oeste.

En uno de esos locales en donde actuaron, el Action House en Long Island, su propietario, Phil Basille se convirtió en el manager de la banda.

A principios de 1967 el manager convenció al productor George Morton a llevarles en un "directo". Morton quedo impresionado al escuchar la versión de "You Keep Me Hangin' On" consiguiendo para la banda un contrato con Atlantic, y en el que también requirió un cambio de nombre.

A finales del año 1966 y antes del encuentro con Morton reemplazaron a Brennan por otro baterista técnicamente más preparado, Carmine Appice (15 de diciembre de 1946) ex miembro de Thursday Children.

El primer trabajo de Vanilla Fudge fue el single "You Keep Me Hangin' On" , versión en tono épico llevada al campo del acid rock del famoso tema escrito para las Supremes, destacado por la magistral interpretación de los teclados de Mark Stein.


En 1967 lanzan su primer LP, disco producido por Morton. Fue el debut de la banda y una de las primeras piezas claves del rock progresivo y un magnifico álbum psicodélico que tuvo un fuerte impacto en  la escena musical de la época, un disco que logra destacar la capacidad expansiva de la banda.

Trabajo compuesto enteramente por covers, una verdadera cátedra de cómo transformar canciones de otros artistas en obras maestras propias, temas a los que daban la vuelta completamente y convertían en odiseas de 6-7 minutos de duración.

El grupo reinventaba temas  de los Beatles (Ticket To Ride y Eleanor Rigby), The Zombies  (She’s Not There) o de los Impressions (People Get Ready).

Formidable performance de los músicos entre los que destaca el teclado que es el encargado de cohesionar todo, el que une los temas con atascos psicodélicos que se entremezclan por todos lados, frenéticas intros, dramáticas atmósferas, ritmos duros, experimentación y una elaboración magistral que llevo a la banda a conseguir magnificas ventas, propulsado por apariciones televisivas y actuaciones al lado de bandas como Blue Cheer, Yardbirds o The Steve Miller Band, alcanzo el puesto número 6 en las listas de los Estados Unidos.

The Beat Goes On es el segundo álbum de la banda, lanzado a principios de 1968 pecó de presuntuoso, siendo castigado por la crítica de la época (y menospreciado con el tiempo por ellos mismos) por su intento de establecer una reconstrucción histórica de la música en base al tema homónimo del álbum, escrito por Sonny Bono.

El álbum no contiene "canciones" reales, sino más bien un collage sonoro que ofrece muchos elementos diferentes: las voces de los líderes mundiales del pasado y presente, la banda recitando mantras y reflexiones pre-escritos, y extractos de canciones (estilo "Vanilla Fudge") de The Beatles y el mencionado anteriormente Sonny Bono.

El grupo estaba en desacuerdo con su productor Shadow Morton durante las sesiones de grabación de este álbum, como Morton hizo su propio álbum de concepto sin una aportación significativa de la banda. En las notas de la reedición a CD del álbum de 1990 SUNDAZED Records, la banda denuncia como un experimento fallido por parte de su productor. Con este álbum sería la última colaboración de Morton con la banda.
 

Renaissance, tercer álbum de la banda (1968), retomó el buen proceder de la banda, siendo recordado por la extensa y sensacional adaptación de "Season of the witch" tema de Donovan que ni el propio artista reconocería al margen de la letra.

El álbum de rock psicodélico ya estaba compuesto, en su mayoría, de valiosos temas propios, como “Thoughts”, “That’s What Makes a Man”, “Paradise” o “The Sky Cried When I Was a Boy”.

Por esta época, Vanilla Fudge compartieron escenario con grandes nombres del rock, como Jimi HendrixCream o unos primerizos Led Zeppelin.

En 1969 sacan un cuarto álbum producido por ellos mismos, "Near the Beginning", incluía los singles “Shotgun” y “Some Velvet Morning” (canción de Lee Hazlewood para Nancy Sinatra) y la larga pieza en directo, “Break Song”, en donde se aprecia la destreza técnica de los componentes de la banda.

Quinto y último álbum de la banda, "Rock And Roll (1969)", producido por Adrian Barber, fue un correcto álbum que supuso el final como grupo tras una actuación de despedida en el Action House.

En 1970 la banda se separa, Tim Bogert y Carmine Appice siguen tocando juntos, primero en Cactus y despúes con el guitarrista Jeff Beck, formando el trío Beck, Bogert & Appice. Despúes Appice proseguira como músico de estudio, Tim Bogert grabará un par de álbunes como solista; y anteriormente Mark Stein había intentado con "The Boomerang" sacar adelante su propia banda.

En el año 1984 aparece el álbum "Mystery" que representa una reunión de los cuatro miembros de Vanilla Fudge...


Tags: vanilla fudge, psicodelia, rock, acid rock

Publicado por Rafaromerocortes @ 16:41  | Musica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios

Copyright© 2014-2017. El blog de Rafa Romero Cortes. All Rights Reserved. - Agregar a Favoritos - Blogger